Strict Standards: Redefining already defined constructor for class Object in /home/asturias/public_html/cake/libs/object.php on line 65

Strict Standards: Non-static method Configure::getInstance() should not be called statically in /home/asturias/public_html/cake/bootstrap.php on line 46
El polémico Mohedano aparece en Asturias de la mano de La Nueva España | Asturias Opinión
07.mayo.2007

El polémico Mohedano aparece en Asturias de la mano de La Nueva España

Secciones: Asturias, Oriente
El polémico Mohedano aparece en Asturias de la mano de La Nueva España

Hace tiempo que el diario de referencia de la derecha asturiana viene contando las aventuras de una supuesta asociación de vecinos descontentos con el Plan General de Ordenación de Caravia, un asunto al que ha dedicado incluso portadas de la edición regional del periódico.

Durante los periodos de exposición pública del Plan General, La Nueva España ha criticado lo que consideraba el “excesivo crecimiento” propuesto por el PGO del municipio costero, siguiendo la línea de atacar los planes propuestos por municipios socialistas mientras obviaban cualquier referencia a municipios gobernados por el PP como Ribadesella.
 
El problema comienza cuando la Comisión de Urbanismo del Principado de Asturias emite un informe vinculante previo a la aprobación provisional en el que “impone” un recorte en dos suelos concretos que sumaban más de 500 viviendas.
 
Esta decisión, que aparentemente coincide con los editoriales del periódico conservador, supone sin embargo un punto de inflexión en la opinión de La Nueva España al afectar este recorte de suelo urbanizable a importantes empresas constructoras asturianas –de las que hablaremos en próximos artículos- que antes de la recalificación del suelo ya habían firmado contratos de compra con los propietarios.
 
Una vez más La Nueva España se pasa de frenada y da marcha atrás. Ya no habla del excesivo crecimiento. Ahora toca defender los intereses de los constructores que ya se habían generado expectativas de negocio.
 
La Nueva España empieza a contar y a repetir durante meses que cuarenta vecinos propietarios de uno de los suelos han constituido una asociación de afectados para recurrir la aprobación del Plan. Nunca aparecen fotos de los representantes de la asociación, ni siquiera sus nombres. La primera vez que aparece un nombre es el del abogado de la supuesta asociación, al que se refieren como José María Mohedano. Solo meses después, el 1º de Mayo, en una de las decenas de veces que La Nueva España repite la misma información, afirman que el abogado de los vecinos, José María Mohedano forma parte de “la vieja guardia del PSOE”. Dando a entender que un socialista muy importante defenderá a los vecinos frente a los gobiernos del Principado y de Caravia, los dos también socialistas. Pero, ¿quién es José María Mohedano? ¿Porqué el diario de referencia de la derecha asturiana oculta su biografía?
 
‘Mohedano el del Jaguar’
 
Nuestros lectores a buen seguro que recordarán el “caso Mohedano” también conocido como “el del Jaguar”, uno de los mayores escándalos vividos en el seno del PSOE en los primeros años 90, pero para aquellos que tengan tan mala memoria como el director de La Nueva España, Isidoro Nicieza, y su redactor Ramón Díaz, hemos tirado de hemeroteca.
 
El escándalo Mohedano saltó a la luz en las páginas del diario El País el día 15 de Julio de 1993, y la noticia decía así en su primer párrafo:
 
“José María Mohedano, abogado y secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, conduce un Jaguar que está a nombre de una empresa relacionada con José Luis Gómez-Pinto Fontán, al que asesora legalmente desde 1974. Este constructor se declaró insolvente tras dejar inacabada Nuevo Versalles (una urbanización de 16.000 viviendas en Fuenlabrada), contribuyó a la ruina del Banco de Valladolid, dejó un reguero de deudas, desapareció del mapa, cambió de nombre y vive ahora rodeado de lujo en una mansión, desde la que dirige nuevas empresas. El coche que usa Mohedano, y que registró en el aparcamiento del Congreso en 1989 pertenece a New Techno, radicada en Illescas (Toledo) y cuyo consejo lo forman colaboradores de Gómez-Pinto.”
 
Un día más tarde de que el escándalo saliera a la luz pública, Joaquín Legina, presidente de la Comunidad de Madrid, dice públicamente en El País que Mohedano “debería dejar la política”.
El mismo día, el diputado de IU Antonio Romero declaró que no se sentía sorprendido: "Una de las críticas que se le hacían, incluso cuando estaba en nuestras filas [Mohedano fue militante del PCE] era su afición al lujo".
 
El 20 de Julio José María Mohedano es obligado a dimitir de su cargo como Secretario General del Grupo Socialista en el Congreso. El País se hace eco de la opinión de sus compañeros:
 
“Destacados dirigentes del PSOE, tanto guerristas como renovadores, se mostraron ayer de acuerdo con la práctica renuncia de José María Mohedano al cargo de secretario general del Grupo Socialista en el Congreso tras salir a la luz sus relaciones con el constructor José Luis Gómez-Pinto Fontán. El presidente valenciano, Joan Lerma, opinó que la defensa de Mohedano "es dudosa desde un punto de vista socialista", mientras que Juan Carlos Rodríguez Ibarra, presidente extremeño, pedía incluso que el abogado renuncie a su acta de diputado.”
 
El 13 de septiembre El País publica otra rocambolesca noticia en relación al Jaguar del polémico abogado:
 
Desaparece el Jaguar de Mohedano
 
“El Jaguar M-3134-KB que el diputado José María Mohedano conducía habitualmente, y que es propiedad de una empresa del constructor José Luis Pinto Fontán, está en paradero desconocido. El coche fue embargado el pasado mayo por culpa de las deudas de New Techno, sociedad radicada en Illescas, Toledo. La Guardia Civil de esa localidad no logró encontrar el Jaguar en la sede de la empresa. Después cursó la orden de búsqueda a la Jefatura de Tráfico de Madrid, que tampoco ha conseguido encontrar el coche y precintarlo”, relataba El País el 13 de septiembre de 1993.
 
Mohedano vuelve a ser noticia en el año 1995 al saberse que “ha recibido el encargo de defender al cerebro de la quebrada agencia de valores Brokerval, Francisco Berga, presunto responsable del mayor escándalo financiero denunciado en Baleares”.
 
Ahora Mohedano aparece en escena en Asturias, hablando en La Nueva España de legalidad urbanística y afirmando ser el representante de unos vecinos de Caravia, pero al diario conservador se le ha olvidado recordarnos que este José María Mohedano es el mismo Mohedano del triste caso que lleva su nombre.
 
Sobre este asunto en el que se mezclan intereses urbanísticos de afiliados del Partido Popular, de importantes constructores asturianos, y la postura de La Nueva España para trasladar un mensaje sesgado, es necesario aportar luz y taquígrafos.
 
La próxima semana hablaremos de la relación entre la supuesta asociación de vecinos y el Partido Popular. Otra parte de la historia que La Nueva España ha decidido meter en la espiral del silencio.

Agrega tu comentario


Secciones

Suscríbete con iTunes: 

Suscríbete en iTunes

 

 

Recomendar a un amigo

2005-2008 asturiasopinion.com esta bajo licencia Creative Commons