Strict Standards: Redefining already defined constructor for class Object in /home/asturias/public_html/cake/libs/object.php on line 65

Strict Standards: Non-static method Configure::getInstance() should not be called statically in /home/asturias/public_html/cake/bootstrap.php on line 46
Teleasturias, historia de una cadena pirata | Asturias Opinión
12.marzo.2007

Teleasturias, historia de una cadena pirata

Sección: Asturias
Teleasturias, historia de una cadena pirata

Merece la pena recordar que Teleasturias comenzó a emitir en pruebas, sin licencia de ningún tipo, el 1 de julio de 1999, aprovechando el vacío legal existente y la no convocatoria de concursos por parte de la administración.

Sin embargo, con la aprobación en el Congreso de los Diputados de la Ley de la Televisión Digital Terrestre (TDT), el 2 de junio de 2005, el panorama audiovisual comenzó a ordenarse. La puesta en marcha de esta tecnología servía de pistoletazo de salida para la regulación de un sector que, al menos a nivel local y autonómico, se había convertido según muchos expertos en una auténtica “jungla”.

La nueva Ley buscaba una transición ordenada desde las emisiones analógicas hacia la tecnología digital, que garantizase una oferta más amplia (canales múltiples) y de mayor calidad, con escrupuloso respeto a los preceptos administrativos y legales, así como la protección del espectador y una adecuada cobertura legal.

La concesión de los nuevos canales de TDT local, competencia de las comunidades autónomas, supuso la convocatoria de concursos de licencias para la adaptación al sistema digital. En Asturias, la resolución del concurso se produjo el 26 de enero del presente año, concediéndose 21 licencias de televisión local y 1 de ámbito autonómico.

Un proceso transparente y plural
A diferencia de las comunidades gobernadas por el PP, donde se han denunciado actitudes sectarias, en Asturias no se utilizaron fechas extrañas para la resolución del concurso y la mesa de contratación actuó con plena libertad. Es difícil argumentar ningún tipo de favoritismo político cuando la empresa editora de La Nueva España, nada sospechosa de cercanía al PSOE, obtuvo licencia en las siete demarcaciones locales concursadas.

El editor del ABC en Asturias (El Comercio) recibió licencias para ubicar una televisión en las tres principales ciudades de Asturias: Oviedo, Gijón y Avilés. En total nueve empresas distintas, con muy diferentes orientaciones, que han recibido licencia por haber obtenido la mayor puntuación en relación con la calidad de su proyecto y la creación de empleo. La lista de concesiones supondrá, durante diez años, la creación de 835 empleos para lo que se producirá una inversión de 45,5 millones de euros, con una producción propia superior al 63%.

Teleasturias proponía salarios de 3.000 euros anuales
Teleasturias sólo se presentó a la única licencia de ámbito autonómico que finalmente recayó en la empresa Productora Asturiana de Televisión, y es que en las cuestiones que valoró la mesa de contratación a los efectos técnicos, el proyecto presentado por Teleasturias parece que era profundamente deficiente.

Quizá el punto más débil hace referencia a las condiciones laborales. La propuesta de empleo presentada contaba con un presupuesto ridículo, que darían como resultado que la media de salarios no alcanzaba los 3.000 euros anuales. Ningún gobierno serio hubiera permitido una cosa similar.

Fiel a su trayectoria
Este planteamiento en su política de recursos humanos ha sido una constante en la trayectoria de Teleasturias. Ello ha provocado que la mayor parte de la plantilla haya abandonado la televisión por los impagos en los salarios y las deficientes condiciones laborales. Algunos de los mejores profesionales de Teleasturias están ahora en la televisión pública asturiana y son buenos testigos de esta lamentable trayectoria.

Teleasturias que ha gustado de autocalificarse hasta el final de sus emisiones como “la autonómica” pese a que en octubre de 2005 el Ministerio de Industria le comunicó que no podía utilizar esa marca, vivió en su última el descontrol y la degradación en su programación, adueñándose de la cadena las emisiones de pornografia, tarot, teléfonos 806, teletienda y otros similares que ocuparon la mayor parte de la parrilla, ante la ausencia de contenidos propios.

Adjudicadas las licencias de televisión local y autonómica, y notificadas a los respectivos adjudicatarios, el Gobierno de Asturias es responsable directo de la accesibilidad de las frecuencias asignadas a cada empresa y que de no hacerse sería incurrir en una vulneración legal exigible ante los tribunales.

En el caso de Teleasturias, con sus emisiones ilegales, afectaba e interfería a las concesiones de todas las demarcaciones. Particularmente a las de la demarcación de Oviedo (canal 43) asignadas a La Nueva España, El Comercio y Televisión Local de Oviedo, por lo que se impedía a los legítimos adjudicatarios ejercer sus derechos y ocupar las frecuencias otorgadas legalmente.

Este es el motivo por el que el Viceconsejero de Presupuestos y Administración Pública, Luis Iturrioz Viñuela, remitió una carta al operador de frecuencias, Abertis Telecom, notificando las adjudicaciones recientemente otorgadas, a los efectos de que este operador dispusiera oficialmente de esta información y pudiera dejar libre y a disposición de los adjudicatarios las frecuencias que Abertis pudiera estar utilizando para cualquier tipo de emisión. Por su parte, Abertis comprobó que Teleasturias invadía buena parte de las frecuencias asignadas, por lo que conminó a esta cadena a cesar en sus emisiones.

Abertis Telecom sólo desconectó 6 emisores de Teleasturias de un total de 28
Así el 2 de marzo de 2007 Abertis Telecom desconectó las emisiones de Teleasturias en 6 de los 28 emisores de que disponía, precisamente aquellas que causaban interferencias directas sobre los canales asignados a otros adjudicatarios. Los 22 emisores restantes siguen funcionando con normalidad total.

Hablar de cierre, cuando un Gobierno no es competente para ello es un nuevo intento de manipulación. La realidad es que el Gobierno ha garantizado que se cumplan los preceptos básicos de un estado de derecho en el que un adjudicatario tiene derecho a ejercer su concesión desde el momento en que esta se produce.

La invención de la prórroga de seis meses
Una de las mentiras utilizadas desde ámbitos cercanos a Teleasturias y desde el Partido Popular ha sido el argumento de una supuesta prórroga de seis meses recogida en la nueva Ley de Televisión Digital.

La Ley 41/1995 de televisión local por ondas terrestres establecía que las televisiones que estuvieran emitiendo con anterioridad al 1 de enero de 1995 sino conseguían licencia tras su solicitud debían dejar de emitir en el plazo de 8 meses, plazo que se vio recortado a 6 meses en la ley de 2005. En cualquier caso Teleasturias comenzó a emitir, siempre en pruebas, el 1 de julio de 1999 con más de cuatro años de diferencia sobre la fecha prevista para una posible prórroga y, por tanto, no se le puede aplicar esta norma.

La situación legal de Teleasturias entre la concesión de las licencias y la anulación de su señal por parte de Abertis Telecom, era la misma que fue siempre. Ni más ni menos que lo que popularmente se conoce como una “emisora pirata” que, además ahora, ocupaba frecuencias concedidas legalmente a otros adjudicatarios.

Competencia desleal
Teleasturias además de ocupar ilegalmente el espacio radioeléctrico e interferir sobre los canales asignados a los legítimos adjudicatarios de las licencias concedidas, ha caído en un fenómeno de competencia desleal con respecto del mercado publicitario, porque esta cadena, como las demás, vende servicios publicitarios con los que financia sus actividades.

Cuando los legítimos adjudicatarios concursan por sus licencias, indirectamente lo están haciendo también por el acceso al mercado publicitario de la televisión. Los límites, condiciones y obligaciones a este respecto son muy rigurosos en las concesiones y Teleasturias los obvia al situarse fuera de la legalidad.

Revés al recurso jurídico de Teleasturias
Y aunque Teleasturias denunció el pasado 6 de marzo ante los tribunales de justicia al Gobierno del Principado, considerando que se vulneraban sus derechos fundamentales, el juez del Tribunal Superior de Justicia desestimó el pasado 8 de marzo de 2007 las medidas cautelares solicitadas por Teleasturias, ya que no aprecia vulneración de estos derechos.

Sin embargo y a pesar de los insultos y descalificaciones que se manifestaron ninguno de los políticos y periodistas afines a Teleasturias ha pedido disculpas por las graves acusaciones de vulneración de derechos fundamentales dirigidas contra el Gobierno de Asturias. Ningún dirigente de Izquierda Unida ni del Partido Popular ha reconocido hasta el momento que dichas acusaciones eran injustas e infundadas.

Etiqueta: TELEASTURIAS

Agrega tu comentario


Secciones

Suscríbete con iTunes: 

Suscríbete en iTunes

 

 

Recomendar a un amigo

2005-2008 asturiasopinion.com esta bajo licencia Creative Commons