Strict Standards: Redefining already defined constructor for class Object in /home/asturias/public_html/cake/libs/object.php on line 65

Strict Standards: Non-static method Configure::getInstance() should not be called statically in /home/asturias/public_html/cake/bootstrap.php on line 46
Teleasturias. ¿Porqué el PP e IU defienden una televisión ilegal? | Asturias Opinión
12.marzo.2007

Teleasturias. ¿Porqué el PP e IU defienden una televisión ilegal?

Sección: Asturias
Teleasturias. ¿Porqué el PP e IU defienden una televisión ilegal?

Resulta realmente sorprendente que quienes se sitúan fuera de la ley, como unos auténticos “okupas” de las ondas, reciban el amparo de algunos grupos sociales y políticos. Es comprensible que Juan Vega y otros que se prestaron a ser testaferros de Rodolfo Cachero animen la polémica con mentiras, calumnias y rumores. Su lamentable trayectoria es coherente con ello.

Pero llama la atención el despliegue del Partido Popular que participó en una concentración de protesta el pasado día 2 de marzo, con decenas de dirigentes y cargos públicos de este partido junto a formaciones de extrema izquierda y de extrema derecha unidos en un mismo objetivo. En el fondo el PP y todos los demás se están manifestando para que se permita emitir y vender publicidad a Teleasturias, dejando de lado cualquier consideración de tipo legal.

A esta manifestación acudieron Juan Manuel Martínez Morala y Cándido González Carnero, sindicalistas de extrema izquierda, condenados recientemente a tres años de prisión por del uso de material explosivo para romper un dispositivo de titularidad pública. Tampoco faltaron dirigentes de extrema derecha procedentes de la organización Peones Negros o el ala más conservadora de la AVT.

La concentración se aderezó además con otros manifestantes de Cajastur, SAE y Centro de Parapléjicos que aprovecharon la ocasión para dejar ver sus propias reivindicaciones o conflictos laborales.

A pesar de las aparente diferencias ideológicas, el Partido Popular e Izquierda Unida se han unido en la presentación de sendas proposiciones no de ley en el parlamento asturiano con la que pretenden que el Gobierno de Asturias anule el cierre de Teleasturias.

El PP defiende a sus incondicionales
El Partido Popular y Teleasturias han recorrido caminos paralelos en los últimos años, apoyándose mutuamente sin que a ninguno de los dos les importe demasiado la legalidad, la verdad o el interés general. De la misma manera, ambos se han ido radicalizando en los últimos años hacia posturas muy cercanas a la extrema derecha. El Partido Popular de Asturias sigue la estela de sus dirigentes a nivel nacional y Teleasturias le acompaña muy determinada por la situación judicial de su responsable Rodolfo Cachero, al que ya no le queda más salida que apostar por un Partido Popular que es capaz de todo con tal de volver al poder.

Saltándose todo procedimiento democrático y las mínimas normas del sentido común, el presidente del Partido Popular de Asturias, Ovidio Sánchez, ha afirmado que si el próximo 27 de mayo gana las elecciones al día siguiente Teleasturias volverá a emitir. Mientras que la diputada del PP por Asturias, Alicia Castro Masaveu, ha animado públicamente a Teleasturias a continuar ilegalmente sus emisiones, ofreciéndose a ser la primera entrevistada si deciden hacer tal cosa.

Nadie entiende qué defiende IU
Pero lo que parece incomprensible es la postura de Izquierda Unida, que eso si, siempre ha sido muy bien tratada por Teleasturias. Algunos relacionan este buen trato informativo con los contratos que esta cadena ha obtenido de las Consejerías del Gobierno controladas por IU.

Lo cierto es que estas Consejerías, pese a la actitud extraordinariamente beligerante de la cadena con el Gobierno, han patrocinado varios programas de Teleasturias. Ello les ha valido a sus consejeros y directores generales varias entrevistas en sus informativos en los que tuvieron un trato absolutamente exquisito.

En entornos cercanos a Teleasturias se ha reconocido la existencia de un pacto secreto entre IU y Teleasturias que ahora, supuestamente, Izquierda Unida no habría cumplido, tal y como afirmó públicamente y por escrito Juan Vega, íntimo colaborador de Rodolfo Cachero en los últimos años.

El último día de emisión Teleasturias organizó un maratón reivindicativo con diez horas seguidas de debate protagonizado fundamentalmente por dirigentes del Partido Popular y personas muy influyentes en la derecha asturiana. Este último programa permitió a la cadena poner un colofón muy en la línea de lo hecho hasta el momento, insultos, calumnias e injurias brotaban a través de las ondas para mayor regocijo de los dirigentes populares.

Por su parte, los dirigentes de Izquierda Unida de Asturias, incluidos sus diputados autonómicos, desfilaron por este programa póstumo para recibir las descalificaciones, las acusaciones y las insinuaciones más bochornosas, todas ellas con el fin de que IU rompiese el acuerdo que sostiene el Gobierno progresista de Asturias.

Nadie entiende cómo es posible que se hayan humillado de tal forma, dejándose vituperar en algunos casos por dirigentes del sector crítico de la propia Izquierda Unida, muy vinculados al PCE de Francisco Frutos. Algunos ven aquí la demostración palmaria de los acuerdos reservados con la cadena.

El Parlamento no puede pedir una ilegalidad
Por su parte la Junta General del Principado de Asturias no puede pedir al Gobierno que ejecute una acción ilegal, por mucho que el PP e IU lo pretendan. El Gobierno no puede conminar a Abertis Telecom para que anule la suspensión de emisión de Teleasturias porque, simplemente, es ilegal. Muy al contrario, el Gobierno tiene la obligación de garantizar que las frecuencias ocupadas hasta la fecha por Teleasturias, contraviniendo la legalidad vigente, siguen libres para ser utilizadas por sus legítimos adjudicatarios.

El Gobierno de Asturias ha encargado informes jurídicos para avalar esta posición que, por otro lado, parece bastante evidente. Si Partido Popular e IU no deponen en su actitud ante esta palmaria ilegalidad nadie tendrá dudas de que algo raro está pasando para que se vuelva a reeditar la “pinza” en un asunto tan claro como este.

¿Qué hizo el PP con las licencias de TDT?
Es un auténtico sarcasmo que el Partido Popular apele a los conceptos de pluralismo, libertad de expresión y transparencia, a la luz de lo hecho en las comunidades en que gobierna. El 30 de diciembre de 2005, a mediodía, el Gobierno de Valencia decidía la adjudicación de licencias por la que se otorgaba TV autonómica al grupo de la cadena COPE. Algo no debía estar muy claro cuando se decide en plenas navidades, víspera de nochevieja.

En cuanto a las TDT locales valencianas, las firmas que han acumulado más licencias, con cuatro cada una de ellas, son Homo Virtuales,del grupo Intereconomía, que preside el ex diputado del PP Julio Ariza, Unedisa, propiedad de la empresa editorial del El Mundo y Libertad Digital de Federico Jiménez Losantos.

La misma fecha escogió el Gobierno de Murcia que también otorgó licencia autonómica a la cadena COPE y a otro medio muy afín al PP: Libertad Digital. En ambos casos las licencias locales se otorgaron mayoritariamente a empresas, constructores y personas de reconocida afinidad al Partido Popular.

En Madrid la adjudicación se produjo el 5 de agosto de 2005, en pleno periodo vacacional. El resultado fue una riada de adjudicaciones a los dos grupos más afines al PP: el Arzobispado de Madrid y Libertad Digital. El escándalo trascendió las fronteras de la Comunidad de Madrid y se convirtió en una de las polémicas más sonadas a nivel nacional.

Y en Galicia, el anterior Gobierno autonómico del PP adjudicó las licencias de televisión digital terrestre de cobertura autonómica el 22 de julio de 2005, cuando ya estaba en funciones tras perder las elecciones. Casualmente, estas licencias fueron a parar a “La Voz de Galicia' y a la Cadena COPE, por un plazo de 20 años prorrogable por 50 años.

Etiqueta: TELEASTURIAS

Agrega tu comentario


Secciones

Suscríbete con iTunes: 

Suscríbete en iTunes

 

 

Recomendar a un amigo

2005-2008 asturiasopinion.com esta bajo licencia Creative Commons